Domingo, 27 de Junho de 2010
Un estudio asocia la depresión en adultos mayores con bajos índices de vitaminas B6 y B12.

Según un nuevo estudio, los adultos mayores que consumen pocas cantidades de vitamina B6 y B12 tendrían más riesgo de desarrollar depresión que los que ingieren una mayor cantidad de esos nutrientes. Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista “American Journal of Clinical Nutrition”.

Para estudiar a los participantes, el equipo midió el consumo de folato y de vitaminas B6 y B12 en un grupo de 3.500 adultos mayores. Periódicamente, evaluó si tenían síntomas de depresión durante 12 años. El equipo halló que entre el 11 y el 14 por ciento de los participantes tuvieron signos de depresión clínica en algún punto del seguimiento. Al analizar la relación entre las vitaminas B y la depresión, el riesgo disminuía a medida que aumentaba el consumo de B6 o B12. Y la asociación se mantuvo cuando el equipo consideró varios factores, como la etnia, los ingresos, el uso de antidepresivos o el estilo de vida.

Los resultados del estudio no prueban que las vitaminas B protejan de la depresión, pero replican las conclusiones de estudios previos que habían asociado el consumo de las vitaminas, el folato y otra vitamina B, con la depresión. Teniendo en cuenta que estos estudios presentaban limitaciones debido a su brevedad, lo que impidió comprobar si la reducción del consumo de vitamina B ocurría antes o después de la depresión, la principal fortaleza del nuevo estudio es que siguió a un grupo durante 12 años, por lo que los síntomas de depresión pudieron medirse varias veces.

Aunque los resultados no prueban una relación causa-efecto, Kimberly Skarupski, profesora asociada del Centro Médico de la Rush University, en Chicago, destacó la importancia de que los adultos mayores tomen conciencia de su dieta. "Deberían comer equilibradamente y conversar con el médico sobre su condición nutricional", indicó.

Las vitaminas B6 y B12 influyen en el funcionamiento del sistema nervioso y la deficiencia de vitamina B12 causa un síndrome neurológico que incluye problemas cognitivos y de memoria, como así también síntomas de depresión. Además, la vitamina B6 participa en la síntesis de "mensajeros" químicos en el cerebro, como la serotonina. La alteración del neurotransmisor tiene un papel clave en la depresión.

 

FUENTE: AMERICAN JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION. 2010 JUN

 

LER MAIS

 



publicado por enfarpeladasocumveu às 00:19
link do post | comentar | favorito

Segunda-feira, 8 de Março de 2010
La fe en Dios reduce los síntomas de la depresión clínica, señala un estudio

Los depresivos creyentes son un 75% más propicios a responder a los medicamentos que los no creyentes


La fe en un Dios compasivo refuerza el poder curativo de los antidepresivos, sugiere un estudio realizado con 136 personas diagnosticadas con depresión, a las que se les suministraron medicamentos, al tiempo que se evaluó su grado de religiosidad. Aquéllos que tenían fe en Dios respondieron mucho mejor al tratamiento que el resto de los pacientes. Este hecho, según los científicos, debería ser considerado a la hora de planificar la mejor atención médica posible para este tipo de enfermos. Por Yaiza Martínez.


Creer en Dios ayuda a curar la depresión, sugiere un estudio reciente realizado por investigadores del Rush University Medical Center de Chicago, en Estados Unidos.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que se presenta como abatimiento e infelicidad transitorios o permanentes.

Los síntomas de esta enfermedad afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida.

Asimismo, la depresión también puede expresarse a través de afecciones de tipo cognitivo, volitivo e incluso somático.
 

Yaiza Martínez

 

VER MAIS



publicado por enfarpeladasocumveu às 19:36
link do post | comentar | favorito

Quinta-feira, 5 de Novembro de 2009
Un nuevo estudio confirma que el estar desempleado durante mucho tiempo causa síntomas depresivos.

La doctora Krysia N. Mossakowski, de la University of Miami, en Florida confirma en su estudio que el estar desempleado mientras se busca trabajo es deprimente. Y cuanto más se extienda el desempleo, más deprimente es. Varias investigaciones asociaron el desempleo con los síntomas depresivos, escribió Mossakowski en American Journal of Public Health, pero pocos estudios trataron de distinguir entre los efectos de estar fuera de la fuerza productiva por elección o ser desempleado y estar buscando trabajo. Dado que el trabajo es de gran importancia para la autoestima e identidad de una persona joven, la autora del estudio investigó si no tener empleo en la juventud genera síntomas depresivos.

Mossakowski, analizó datos del estudio llamado National Longitudinal Survey of Youth, realizado entre 1979 y 1994. Un primer análisis, que incluyó a 8.290 personas de entre 29 y 37 años, se concentró en la relación entre el desempleo y los síntomas depresivos. El segundo análisis, que incluyó a 6.891 personas, midió cómo la duración del desempleo entre 1979 y 1993 afectaba la cantidad de síntomas depresivos en 1994.

El 5 por ciento de los entrevistados en 1979 estaba desempleado y buscaba trabajo, mientras que el 17 por ciento estaba fuera del mercado laboral y no buscaba empleo. La duración promedio del desempleo con búsqueda de trabajo fue de 18 meses, mientras que el tiempo promedio fuera del mercado laboral fue de 3,2 años.

La experta encontró que el tiempo que una persona había estado desempleada influía sobre la magnitud de los síntomas depresivos cuando tenía entre 29 y 37 años, fuera hombre o mujer. Esto ocurrió independientemente de los ingresos económicos. La autora halló también que el efecto de la duración del desempleo era independiente de si la persona había tenido síntomas depresivos dos años antes.

Mossakowski explicó que lo que estudiaron fue el estrés psicológico de los participantes y no si se les había diagnosticado o no depresión clínica. "Cuando las personas jóvenes están desempleadas y no pueden encontrar trabajo durante períodos prolongados, se daña su salud mental. Se necesitan intervenciones para ayudar a los jóvenes a pasar de la escuela al trabajo", dijo la doctora.

 

FUENTE: AMERICAN JOURNAL OF PUBLIC HEALTH. 2009 OCT;99(10):1826-1832.

 

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: www.ajph.org/



publicado por enfarpeladasocumveu às 23:05
link do post | comentar | favorito

Domingo, 2 de Agosto de 2009
Manifestaciones neuropsiquiátricas del déficit de vitamina B12

Introducción: Revisar e ilustrar los hallazgos psiquiátricos asociados con el déficit de vitamina B12.

Métodos: Reporte de caso.

Resultados: Se trata de una mujer de 40 años, quien sufrió un primer episodio de sintomatología psicótica. Por ello fue hospitalizada en el Hospital Mental Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, de Pasto, Nariño, en el 2005; además, presentaba cefalea, agudización de sus síntomas depresivos, alteración en sus funciones cognoscitivas de inicio reciente y quejas neurológicas concomitantes dadas por hipoestesia en tercio distal de las cuatro extremidades. En los resultados de los paraclínicos solicitados se encontró una anemia macrocítica, por lo que se analizaron las concentraciones de vitamina B12 y ácido fólico, que mostraron valores por debajo de lo normal de la primera. Durante su hospitalización se manejaron los síntomas con psicofármacos y se inició la reposición de la vitamina B12, con lo que presentó mejoría de su cuadro. Dos años después, la paciente continúa asintomática desde el punto de vista mental, asiste a controles por hematología, especialidad que la ha encontrado estable manteniendo el uso de suplencia vitamínica indefinida.

Conclusiones: Este caso ilustra el compendio neuropsiquiátrico diverso que pueden presentar las personas con déficit de vitamina B12; así mismo, el carácter reversible de esta sintomatología cuando el diagnóstico y el tratamiento se hacen tempranamente y de manera adecuada.

 

FUENTE: REVISTA COLOMBIANA DE PSIQUIATRÍA. 2008 MAR;37(1):129-139.

Constanza Mendoza Bermúdez; Mauricio de la Espriella Perdomo.

 

 

 

LER ARTIGO NA ÍNTEGRA

 



publicado por enfarpeladasocumveu às 00:55
link do post | comentar | favorito

Quinta-feira, 16 de Julho de 2009
Según la OMS, en 2020, la depresión mayor será la segunda causa de discapacidad.

Víctor Pérez Sola, director de Unidad del Servicio de Psiquiatría del Hospital San Pablo, de Barcelona, y miembro de la Alianza Europea contra la Depresión, denuncia infradiagnóstico e infratratamiento en la depresión. Hasta un 15 por ciento de pacientes con trastorno depresivo se suicidan.

La depresión mayor es una enfermedad mental grave que afecta a unos 6 millones de españoles, con una incidencia en aumento. Se caracteriza por alteraciones anímicas, conductuales y somáticas; es a menudo recurrente, se cronifica en un 25 por ciento de los casos y puede presentarse a cualquier edad, causando una gran discapacidad a los enfermos que la padecen.

Una de cada cinco mujeres y uno de cada diez hombres sufrirán un cuadro de depresión mayor a lo largo de su vida. "Los trastornos depresivos están caracterizados por un curso recurrente e incluso crónico", subraya el experto. "La depresión implica un sufrimiento importante que disminuye enormemente la calidad de vida del individuo, llegando a suponer un riesgo de muerte”.

Más del 90 por ciento de los suicidios se producen en el contexto de una enfermedad psiquiátrica, y la depresión una de las más significativas. En la Unión Europea se suicidan más de 45.000 personas al año; cada hora lo hacen unos cinco individuos, y se calcula que el número de intentos de suicidio podría ser hasta ocho veces mayor. En la mayoría de los países "el riesgo de suicidio es mayor entre los hombres adultos, y los intentos de suicidio, entre las mujeres jóvenes. Un estudio mostró que el 40 por ciento de los individuos que mueren por suicidio habían visitado a un médico las semanas anteriores al acto suicida. Esto significa la necesidad de llevar a cabo más intervenciones en el ámbito de la atención primaria".

Hoy en día, a pesar de disponer de tratamientos efectivos (antidepresivos y psicoterapia), "sólo un 10 por ciento de los pacientes con depresión reciben tratamiento farmacológico o psicoterapéutico adecuado". Las razones de estos infradiagnósticos e infratratamientos varían desde el déficit en atención primaria (por ejemplo, la formación específica en salud mental) hasta los prejuicios respecto a la depresión por parte de la población ("la depresión no es una verdadera enfermedad, se debe a un fracaso personal") y del paciente depresivo en particular ("me falta energía para buscar ayuda, tengo sentimientos de desesperanza"). Se estima que sólo la mitad de los pacientes con depresión mayor son detectados y diagnosticados correctamente; y de éstos no todos reciben un tratamiento adecuado".

Las propuestas realizadas por la Alianza Europea contra la Depresión son; la cooperación con los médicos de familia, las campañas informativas, la cooperación con los centros sociales de la comunidad, y los servicios para personas afectadas y para sus familiares. En cuanto a la cooperación con los médicos de familia, Víctor Pérez matiza que "los médicos de familia tienen la opción de participar en sesiones de formación. Se les facilita material informativo específico sobre la depresión dirigido a los pacientes y se les ofrece la opción de consultar a un especialista con relación al tratamiento de casos particulares de depresión que tengan en la consulta". La campaña informativa, va dirigida a la población en general. Los ciudadanos reciben los consejos mediante pósters, anuncios de televisión, folletos informativos, comunicaciones de prensa y una página de internet (www.eaad.net). Otros grupos sociales de la comunidad, como agrupaciones culturales, maestros o profesionales de la geriatría, reciben información sobre depresión mediante charlas y conferencias. Para los pacientes de alto riesgo se crearán grupos de autoayuda especialmente para pacientes con antecedentes de intentos de suicidio.

 

 

Juan Larrakoetxea. Bilbao

FUENTE: DIARIO MÉDICO. 2009 JUL

 

SABER MAIS



publicado por enfarpeladasocumveu às 00:06
link do post | comentar | favorito

mais sobre mim
pesquisar
 
Agosto 2017
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3
4
5

6
7
8
9
10
11
12

13
14
15
16
17
18
19

20
21
22
23
24
25
26

27
28
29
30
31


posts recentes

Un estudio asocia la depr...

La fe en Dios reduce los ...

Un nuevo estudio confirma...

Manifestaciones neuropsiq...

Según la OMS, en 2020, la...

Por qué las mujeres se de...

Los trastornos del ánimo ...

arquivos

Agosto 2017

Julho 2017

Julho 2016

Março 2016

Dezembro 2015

Março 2015

Janeiro 2015

Setembro 2014

Julho 2014

Junho 2013

Janeiro 2013

Junho 2012

Maio 2012

Janeiro 2012

Dezembro 2011

Outubro 2011

Novembro 2010

Agosto 2010

Julho 2010

Junho 2010

Março 2010

Fevereiro 2010

Janeiro 2010

Dezembro 2009

Novembro 2009

Outubro 2009

Agosto 2009

Julho 2009

Junho 2009

Maio 2009

Abril 2009

Fevereiro 2009

Janeiro 2009

Dezembro 2008

Novembro 2008

Setembro 2008

Agosto 2008

Julho 2008

Junho 2008

Abril 2008

Março 2008

Fevereiro 2008

Janeiro 2008

Outubro 2007

Setembro 2007

Julho 2007

Junho 2007

Maio 2007

Março 2007

Fevereiro 2007

Janeiro 2007

tags

todas as tags

favoritos

Entrevista a Alexandre Fr...

As feromonas da maçã

Reivindicar outra avaliaç...

A coragem para dizer: bas...

Dez Princípios para uma R...

Pode alguém ser quem não ...

links
Fazer olhinhos
blogs SAPO
subscrever feeds