Saltar para: Post [1], Comentar [2], Pesquisa e Arquivos [3]

Enfarpeladasocumveu

Enfarpeladasocumveu

Para la mujer mantener una sexualidad satisfactoria se relaciona con una mejor calidad de vida.

Las mujeres que están a punto de pasar la menopausia o que ya la han pasado y que dicen sentirse sexualmente satisfechas disfrutan de un mayor bienestar psicológico global y vitalidad en comparación con las no satisfechas, según sugiere un estudio de la Universidad de Monash en Australia que se publica en la revista 'The Journal of Sexual Medicine'.

Los científicos también descubrieron una asociación positiva entre la edad y la calidad de vida pero una asociación negativa en lo que se refería a la salud en general. Los problemas más comunes en el área del consenso sexual se asociaban con el deseo y el interés sexual, el placer y la satisfacción y para la mayoría de mujeres estos aspectos eran parte de la experiencia sexual global.

Para evaluar si existía una asociación entre la satisfacción sexual y la calidad de vida, los investigadores reclutaron a 295 mujeres sexualmente activas durante un periodo superior a dos meses con edades comprendidas entre los 20 y 65 años que se consideraban satisfechas o no satisfechas con su funcionamiento sexual. Las participantes también contestaron cuestiones que identificaban si habían entrado en la menopausia o no y las clasificaron según este aspecto en dos grupos.

Los investigadores descubrieron que las mujeres que se encontraban sexualmente insatisfechas tenían una menor calidad de vida y menos vitalidad. Para los autores, el descubrimiento subraya la importancia de afrontar estas áreas como una parte esencial de la atención sanitaria a las mujeres.

Según explica Sonia Davison, directora del estudio, "el problema con la interpretación de este descubrimiento es que es imposible determinar si las mujeres insatisfechas tenían menos calidad de vida porque se encontraban insatisfechas sexualmente o al contrario, si tales mujeres empezaron a sentirse peor y tendieron a tener insatisfacción sexual. Así pues, las farmacoterapias dirigidas a tratar la disfunción sexual podrían tener efectos secundarios sobre la calidad de vida y de igual forma en la opción contraria".

"El hecho de que las mujeres que decían sentirse insatisfechas mantuvieran el nivel de actividad sexual del que se informaba en el grupo representa probablemente una conducta establecida y las expectativas del compañero. Esto también refuerza que la frecuencia de la actividad sexual en las mujeres no puede emplearse como un indicador fiable del bienestar sexual", concluye Davis.
 

FUENTE: JOURNAL OF SEXUAL MEDICINE. 2009 OCT
 

Comentar:

Mais

Se preenchido, o e-mail é usado apenas para notificação de respostas.