Saltar para: Post [1], Comentar [2], Pesquisa e Arquivos [3]

Enfarpeladasocumveu

Enfarpeladasocumveu

Síndrome de piernas inquietas. Características e impacto sobre el sueño.

Introducción. El síndrome de piernas inquietas (SPI) es un trastorno neurológico crónico que afecta de forma negativa al sueño. El objetivo principal es determinar las características clínicas, polisomnográficas, la eficacia de los tratamientos empleados y el impacto sobre el sueño de una serie de pacientes.

Métodos. Estudiamos 49 pacientes con SPI. Se recoge información sociodemográfica, datos clínicos y polisomnográficos, tratamientos empleados y el impacto sobre el sueño. Se realizaron diferentes encuestas: índice de severidad de sueño (ISS), escala de Epworth, cuestionario de evaluación sobre el SPI (IRLS), cuestionario de calidad de vida del SPI (QoL-RLS) y cuestionario sobre la limitación de la productividad laboral (LPL).

Resultados. La edad media es de 60,33±14,27 años, con distribución por sexos similar. Presentan una historia familiar positiva el 36,73 %, con predominio en el grupo de inicio precoz de los síntomas. Las causas secundarias más frecuentemente asociadas son la artritis reumatoide, ferropenia, uremia, embarazo y polineuropatía. Prevalencia significativa del insomnio (73,47%) y de los movimientos periódicos de extremidades (MMPE) (51,02%), y también síndrome de apnea obstructiva del sueño (22,45%) e hipersomnia (22,45%). El tratamiento farmacológico más empleado son los agonistas dopaminérgicos. No encontramos diferencias estadísticamente significativas entre la evolución clínica y el tratamiento empleado, aunque una tendencia a mejor calidad de vida con agonistas dopaminérgicos.

Conclusiones. Se trata de una enfermedad con un tiempo de demora en el diagnóstico nada desdeñable. Tiene gran importancia su detección precoz dado el impacto que produce sobre la eficiencia del sueño y la calidad de vida, y la eficacia que demuestran los tratamientos empleados, fundamentalmente los agonistas dopaminérgicos.
 

L. Gabaldón Torres; J. Salas Felipe; J. Fernández Domínguez...(et.al)

 

FUENTE: NEUROLOGÍA. 2009 MAY;24(4):230-234.

 

VER MAIS

Comentar:

Mais

Se preenchido, o e-mail é usado apenas para notificação de respostas.