Domingo, 2 de Agosto de 2009
Las mujeres utilizan ambos hemisferios cerebrales para percibir la belleza mientras que los hombres sólo utilizan el hemisferio derecho.

A esta conclusión ha llegado un estudio coordinado por el investigador Camilo José Cela Conde de la Universidad de las Islas Baleares en Palma de Mallorca y que también cuenta con la participación de Francisco J. Ayala, de la Universidad de California en Irvine (Estados Unidos). Los resultados del trabajo se publican en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).

Según explico Camilo J. Cela Conde, "el estudio constata las diferencias en la actividad cerebral que existen entre mujeres y hombres al percibir la belleza. Mientras que las mujeres utilizan ambos hemisferios cerebrales, los hombres llevan a cabo la tarea sólo con el hemisferio derecho".

Para el equipo de investigadores, el por qué de las diferencias no es fácil de indicar. El estudio incluye una explicación evolutiva que apunta a que mujeres y hombres, durante la evolución humana, siguieron distintas estrategias de caza y recolección de alimentos que se sabe condujeron a diferentes maneras de orientarse. "Es posible que ese hecho afecte también a la percepción de la belleza. Al fin y al cabo, el poder simbólico de los objetos decorativos es muy alto y está relacionado sin la menor duda con aspectos sociales", añade Cela.

Una de las novedades del estudio es la comparación entre mujeres y hombres en cuanto a la percepción de imágenes bellas, así como el uso de la técnica de la magnetoencefalografía. Los autores la habían utilizado ya en experimentos anteriores que les permitieron poner en evidencia la activación cerebral selectiva ante estímulos considerados como bellos por parte de las mujeres.

"Ese descubrimiento nos llevó a plantearnos las posibles diferencias que pudiesen existir entre ambos sexos. Como aspecto a tomar muy en cuenta, este trabajo nuestro de ahora añade el enfoque evolutivo tanto en lo que hace a la capacidad de apreciar la belleza como respecto de las diferencias que existen entre mujeres y hombres en esas facultades".

Los autores examinaron la actividad cerebral en la corteza de 10 hombres y 10 mujeres a los que se les mostraron pinturas y escenas urbanas y les pidieron que las tasaran como "bellas" y "no bellas". Para ello, estudiaron los campos magnéticos producidos por las corrientes eléctricas de las neuronas mediante la técnica de la magnetoencelografía (MEG).

Los investigadores descubrieron que en ambos sexos la actividad era mayor en el lóbulo parietal y que llegaba a su máximo en el periodo de 300 a 900 milisegundos después de que las imágenes se mostraran a los participantes. Este lapso de tiempo sugiere que la actividad está relacionada con el juicio que se realiza sobre la imagen en vez de con su percepción inmediata.

Según los autores, dado que el lóbulo parietal ha evolucionado en gran medida desde que divergieron los linajes de humanos y chimpancés, la disparidad de género en la apreciación de la belleza probablemente sea posterior a esta separación.

Según señala Cela, las aplicaciones médicas tendrán que esperar a que se lleven a cabo otros experimentos de este mismo tipo de tareas pero en personas con trastornos como la esquizofrenia. En tono desenfadado, Cela señala que "el rango temporal en el que aparecen los juicios acerca de si nos gusta o no una imagen (entre 500 y 900 milisegundos) debería consolar a los maestros que llevan a sus alumnos a un museo y se desesperan al comprobar el poco tiempo que dedican los niños a cada cuadro".

En el trabajo, cuyo equipo de investigadores ha coordinado Cela, han colaborado científicos de las universidades de las Islas Baleares (UIB) y California, el Centro de Magnetoencefalografía 'Dr. Pérez Modrego' de la Complutense de Madrid y el Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos del CSIC y la UIB. De los aspectos evolutivos, psicológicos, los protocolos y registros MEG, la modelización de señales complejas y los procesos de preferencia estética se han encargado Francisco Ayala, Enric Munar, Fernando Maestú, Miguel Capó, Claudio Mirasso y Gisèle Marty respectivamente.
 

FUENTE: PNAS ON LINE. 2009 FEB

 

 

LER MAIS



publicado por enfarpeladasocumveu às 00:58
link do post | comentar | favorito
 O que é? |

mais sobre mim
pesquisar
 
Agosto 2017
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3
4
5

6
7
8
9
10
11
12

13
14
15
16
17
18
19

20
21
22
23
24
25
26

27
28
29
30
31


posts recentes

O cérebro controla quanto...

3 ilusões óticas que desv...

Could changes in thinking...

“Bullying” na infância te...

AS ARMAS BIOLÓGICAS CONTR...

Como o genoma de 14 esque...

SINAIS PRECOCES DE UM POS...

Qué es la matriz extracel...

Estimulación Magnética Tr...

Part 7/8: Poetry of Perce...

arquivos

Agosto 2017

Julho 2017

Julho 2016

Março 2016

Dezembro 2015

Março 2015

Janeiro 2015

Setembro 2014

Julho 2014

Junho 2013

Janeiro 2013

Junho 2012

Maio 2012

Janeiro 2012

Dezembro 2011

Outubro 2011

Novembro 2010

Agosto 2010

Julho 2010

Junho 2010

Março 2010

Fevereiro 2010

Janeiro 2010

Dezembro 2009

Novembro 2009

Outubro 2009

Agosto 2009

Julho 2009

Junho 2009

Maio 2009

Abril 2009

Fevereiro 2009

Janeiro 2009

Dezembro 2008

Novembro 2008

Setembro 2008

Agosto 2008

Julho 2008

Junho 2008

Abril 2008

Março 2008

Fevereiro 2008

Janeiro 2008

Outubro 2007

Setembro 2007

Julho 2007

Junho 2007

Maio 2007

Março 2007

Fevereiro 2007

Janeiro 2007

tags

todas as tags

favoritos

Entrevista a Alexandre Fr...

As feromonas da maçã

Reivindicar outra avaliaç...

A coragem para dizer: bas...

Dez Princípios para uma R...

Pode alguém ser quem não ...

links
Artist a Day
TEMPO
Lisbon Time
CURRENT MOON
CURRENT MOON
Fazer olhinhos
CITAÇÕES
blogs SAPO
subscrever feeds