Quarta-feira, 21 de Janeiro de 2015
Los hemisferios cerebrales, mitos y verdades
Por David Aparicio -
 

Es común en nuestros días escuchar la clásica frase: “Si eres creativo utilizas más el hemisferio derecho y si eres analítico entonces utilizas más el hemisferio izquierdo del cerebro” así también nos encontrarnos con una variedad de cursos, aplicaciones y documentos que nos enseñan a lograr una perfecta armonía entre ambos hemisferios. Pero, ¿utilizamos realmente un hemisferio más que otro según la tarea que desempeñamos?

 

Se ha convertido en conocimiento general para la mayoría de las personas que el hemisferio izquierdo es dominante para el lenguaje y el hemisferio derecho, por otra parte, está implicado con mayor profundidad en el procesamiento emocional y representa los estados emocionales de las demás personas. Sin embargo, las diferencias entre estos hemisferios no son tan claras como nos hace pensar el tan difundido mito. Por ejemplo, el hemisferio derecho está involucrado en el procesamiento de algunos de los aspectos del lenguaje, como la entonación y el énfasis.

Las diferencias entre estos hemisferios no son
tan claras como nos hace pensar el tan difundido mito

La información que tenemos sobre las diferencias funcionales del cerebro provienen de notables estudios sobre el cerebro dividido a inicios de los años 70, en pacientes a los que se le tuvo que cortar el cuerpo calloso (las fibras de conexión entre los dos hemisferios) como último recurso para el tratamiento para la epilepsia. Entre los más reconocidos investigadores encontramos a los psicólogos Roger Sperry y Michael Gazzaniga, quienes presentaban estímulos a un solo hemisferio a la vez, y descubrieron que las dos mitades del cerebro actuaban como entidades independientes con estilos de procesamiento diferentes.

Pero es importante recordar que en las personas sanas los dos hemisferios cerebrales están bien conectados y se han desarrollado para funcionar en conjunto, compartiendo información a través del puente al que llamamos cuerpo calloso. Los neurocientíficos que trabajan hoy en día en este campo están interesados en conocer cómo se produce esta coordinación.

También tenemos que tener en cuenta que el tipo de tareas de la vida cotidiana que requieren de un hemisferio en específico, no se ajustan perfectamente a este tipo de categoría Izquierdo- derecho. Tomemos el ejemplo de la creatividad. Podemos encontrar útil la simple explicación de dividir las tareas creativas y repetitivas, pero en la realidad estas tareas son más complejas y existen muchas maneras de ser creativo.

Algunos estudios han demostrado que el hemisferio derecho parece estar más involucrado cuando tenemos un destello de intuición. Por ejemplo, un estudio encontró que la actividad era mayor en el hemisferio derecho cuando los participantes resolvían una tarea a través de una visión y no por partes. Otro estudio mostró que la exposición breve a una pista de rompecabezas era más útil para el hemisferio derecho que el izquierdo, como si el hemisferio derecho estuviera más cerca de la respuesta.

Pero el insight es sólo un tipo de creatividad. Contar historias es otra. Una de las ideas más fascinantes de los estudios del cerebro dividido era la forma en que el hemisferio izquierdo participada en el proceso de inventar historias mientras que el hemisferio derecho buscaba la explicación, era como lo denominó Gazzaniga, el “fenómeno intérprete”. Por ejemplo, en un estudio, un paciente debía completar una tarea de coincidencia de imanes utilizando su mano izquierda (controlada por el hemisferio derecho) para que coincida una pala con una imagen de una tormenta de nieve (que se muestra sólo en el hemisferio derecho). Luego se le preguntó al paciente por qué había hecho esto. Pero su hemisferio izquierdo (el origen de la palabra), no admitió saber. En su lugar, se confabulo diciendo que había llegado a la pala para limpiar el gallinero (la imagen que se le mostró en el hemisferio izquierdo era de una pata de ave).

Este mito tiene una simplicidad seductora

En una descripción general del cerebro dividido en el 2002 Gazzaniga concluyó en un artículo para la revista Scientific American, basado en el fenómeno intérprete y otras conclusiones, que el hemisferio izquierdo “inventa e interpreta”, mientras que el hemisferio derecho del cerebro es “veraz y literal”. Esto refuta el clásico mito inventado.

Si la evidencia científica contradice el mito del hemisferio izquierdo como lógico y el hemisferio derecho como creativo, entonces, ¿por qué se mantiene vigente hoy en día apoyado por diversos profesionales? Una posible explicación es que este mito tiene una simplicidad seductora. La gente busca preguntarse ¿qué tipo de cerebro tengo? Pueden buscar información en Internet y comprar aplicaciones para orientar y mejorar su mitad más débil. Es difícil luchar contra ese sistema de creencias diciendo que en realidad el funcionamiento de nuestro cerebro es mucho más complicado, pero como profesionales de la salud mental debemos informar y eliminar un mito tan simplista como es el de la forma en que nuestros cerebros realmente funcionan.

Fuente: Psychologytoday.com



publicado por enfarpeladasocumveu às 22:31
link do post | comentar | favorito
 O que é? |

5 Ways to Treat Chronic Pain

Several options exist for managing persistent aches, ranging from straightforward lifestyle changes to major surgery

Aug 14, 2014 |By Julia Calderone
 

More than 1.5 billion people around the world suffer from chronic aches and pains. Often these discomforts are felt daily, and their effects can be debilitating.

Unlike the agony associated with a specific injury or illness, chronic pain often persists regardless of any evident damage to the body. The underlying cause can be mysterious—and treatment is therefore challenging. Fortunately several approaches to chronic pain management may bring some relief.

Credit: Thinkstock

 

1. Yoga
The mental and physical discipline of contorting the body into geometric shapes not only limbers ligaments, it may also alleviate painful conditions. Scientists speculate that yoga may physiologically alter the experience of pain—although the mechanism is unknown—and decrease nervous system activity and heart rate.

The Evidence:
In a controlled study in 2010 of 53 female fibromyalgia patients James Carson, a clinical health psychologist at Oregon Health & Science University, and his collaborators found that those who were randomly assigned to eight weeks of a tailored yoga program ended up with less intense fibromyalgia symptoms than patients who did not practice yoga. They experienced improvements in pain, fatigue and mood and developed positive coping strategies. Other studies have shown that yoga reduces biological markers of inflammation and stress. Carson cautions, however, that not enough research exists to confirm yoga’s benefits in relieving pain.

Image Credit: Thinkstock

2. Cognitive-Behavior Therapy
 

Scientists have recently recognized cognitive behavioral therapy (CBT)a form of psychotherapy that encourages patients to examine relations among their thoughts, feelings and behaviors—as a pain management tool. “In the last 10 years or so everyone’s been talking about [CBT],” says Karen Davis, a neuroscientist at the Toronto Western Research Institute. Guided therapeutic techniques may cultivate a patient’s sense of control over his or her pain.

The Evidence:
Psychologist Julia Anna Glombiewski of Philipps University Marburg in Germany and her colleagues performed a meta-analysis of 23 studies of CBT treatments with a total of about 1,400 people in 2010. Glombiewski found CBT to be more effective at reducing fibromyalgia pain than other psychological treatments. “Research has shown that there are very real and strong brain effects that can be achieved using CBT,” says Davis, although she cautions that its effectiveness varies from person to person.

Image credit: Thinkstock

3. Antidepressants
Antidepressant medications typically are used to treat mood disorders such as depression but research suggests that they may also alleviate nerve pain, headaches, lower back pain and fibromyalgia. In general, most antidepressants affect how chemical messengers, or neurotransmitters, perform in the brain.

The Evidence:
Not all antidepressants have the same effect on pain. Studies suggest that a class of medications called tricyclic antidepressants may be particularly effective at easing neuropathic pain, which is caused by nerve injuries. In a 2010 review of about 60 randomized controlled trials using 31 types of antidepressants to treat this form of pain oncologist Tiina Saarto of Helsinki University Central Hospital and her collaborator found that both tricyclic antidepressants and venlafaxine, a member of the class of antidepressants called serotonin and norepinephrine reuptake inhibitors (SNRIs), provided at least moderate pain relief in one out of three patients.

Image credit: Thinkstock

4. Deep-Brain Stimulation
For decades surgeons treated various types of pain by intentionally damaging tissues in specific parts of the brain. In the 1990s a less injurious technique emerged in the form of deep-brain stimulation (DBS). In this approach electrodes are surgically inserted into pain-modulating areas near the middle of the brain. A wire under the skin connects the electrodes to a pacemaker implanted in the chest. The pacemaker sends electrical pulses to the electrodes, which change the way neurons fire in that area.

The Evidence:
Neuroscientist Sandra Boccard of John Radcliffe Hospital in Oxford, England, and her colleagues found in 2013 that DBS calms a range of pain conditions, including poststroke pain, headache and phantom limb pain. Of 59 patients who had DBS, 66 percent improved, according to quality-of-life surveys and pain questionnaires. The treatment seemed to work best in relieving phantom limb pain. Researchers are currently investigating this technique but the U.S. Food and Drug Administration has not yet approved DBS as a chronic pain treatment.

Image credit: Image provided courtesy of Saint Jude Medical, Inc.

5. Sympathectomy
The sympathetic nerve chain is a lanky string of nerves that straddle the spine from the base of the skull to the tailbone. When this electrical highway is damaged, it can transmit surges of pain to the rest of the body. A surgeon can interrupt this process surgically or chemically. For example, the doctor can snip clusters of nerve cells to halt their painful transmissions. Sympathectomy was most popular in the 1980s and 1990s, although it is still practiced today.

The Evidence:
Scientists agree that malfunctioning sympathetic nerves contribute to chronic pain but sympathectomy remains controversial. Few scientifically strong studies of the procedure exist and it can have serious complications. Nevertheless, some researchers believe in the intervention’s potential. In one of the stronger studies to date, published in 2008, anesthesiologist Prashanth Manjunath, now at Bingham Memorial Hospital in Idaho and his colleagues found that those who received a sympathectomy by either injecting an anesthetic into the nerve area or heating tissue with radio waves had a 50 to 75 percent reduction in pain that lasted more than four months.

Credit: Thinkstock

 



publicado por enfarpeladasocumveu às 22:18
link do post | comentar | favorito
 O que é? |

¿Se pueden predecir las conductas adictivas desde el preescolar?

Por David Aparicio -

in Psyciencia 

 

Según un estudio realizado con 1.000 personas de  Nueva Zelanda, las conductas de los niños de 3 años pueden ofrecer sorprendentes pistas sobre el riesgo de desarrollar conductas adictivas, como la adicción al juego o las drogas en su adultez.

 

La investigación longitudinal siguió los patrones psicológicos, económicos e intelectuales de la vida de los sujetos desde su nacimiento hasta los 32 años. El estudio incluyó a casi todos los niños que nacieron en Dunedin,  Nueva Zelanda, desde Abril de 1972 a marzo de 1973.

Los análisis, publicados en la revista Psychological Science encontraron que los niños con temperamento poco controlado a la edad de 3 años, tienen más del doble de posibilidades de desarrollar problemas con la adicción al juego entre los 21 y 32 años de edad, en comparación con los niños con buen ajuste emocional.

El tipo de temperamento poco controlado se relaciona con la falta de auto-control,  cambio rápido de emociones, impulsividad, conducta dolosa y niveles relativamente altos de emociones negativas.

Esta relación se mantuvo aún después de controlar las variables CI (cociente intelectual), género y estatus socioeconómico. Y cuando estos niños fueron evaluados en su adultez, mantuvieron altos valores de emociones de alineación y continuaron expresando prominentes niveles de emociones negativas. También fueron menos conscientes y menos agradables socialmente en comparación con sus pares.

Una pregunta clave que se ha mantenido en los investigadores de la adicción: las personas que empiezan a sentirse deprimidas y actúan impulsivamente ¿son más vulnerables a desarrollar el trastorno de adicción?

“Este tipo de estudio puede ayudar a develar la pregunta ‘¿qué fue primero, el huevo o la gallina?’” dijo Wendy Slutske, profesora de Psicología en la Universidad de Missouri y directora del estudio. “En este caso, hemos podido establecer firmemente que: el temperamento descontrolado se produce antes y participa en el desarrollo de la adicción al juego. Esto representa una importante pieza para el rompecabezas en las teoría del desarrollo de la adicción al juego”

El director de la división de adicción en la facultad de medicina de la Universidad de Harvard, (quien se especializa en problemas con el juego y no estuvo relacionado con el estudio) sostuvo que “este estudio es una importante contribución para este campo”.

Shaffer aseguró que “existen pocos estudios longitudinales con relación a este tema”.  Además agregó que “este estudio provee la oportunidad para examinar los predictores en edades de niños tan jóvenes. Esta investigación es también importante porque ofrece los primeros pasos para clarificar la naturaleza de diversas variables que contribuyen a desarrollar las adicciones.”

Los investigadores no están seguros  de cómo el temperamento descontrolado predispone  a las conductas adictivas. Algunas personas con este temperamento, tal vez disfruten del juego porque les permite escapar de elevados niveles de emociones negativas; otros simplemente disfruten de los altos riesgos porque les reduce su impulso de control. Ambos factores combinados son incluso más riesgosos aún.

Slutske nos ofrece una posible explicación: “Una posibilidad es que existan factores genéticos que están relacionados con poco autocontrol y ludopatía. Otra posibilidad es que los niños que tienen poco control emocional y conductual tiendan a asociarse con otros niños descontrolados, lo que los puede introducir a ciertas actividades del juego adictivo.”

Una vez que un individuo desarrolla el hábito del juego, su pobre control emocional y conductual, puede llevarlo a tomar malas decisiones mientras están apostando o perdiendo el control durante la apuesta, lo que puede derivar en problemas con el juego.

La ludopatía no es la única adicción relacionada con el temperamento descontrolado.

Los análisis de la población de Dunedine encontraron que los niños que presentan mayor descontrol temperamental entre los 3 y 5 años de edad tienen tres veces más probabilidades de convertirse en adictos a múltiples drogas en la adultez temprana, en comparación con los niños que demostraron mayores niveles de auto-control.

Estos descubrimientos nos sugieren la idea de que algunas personas son más vulnerables a las adicciones que otras. No por una cuestión de búsqueda de mayor placer, sino más bien debido al exceso de emociones negativas y la inhabilidad para controlarlas.

La investigación también resalta una verdad ignorada sobre la adicción: ésta no es simplemente el resultado de la exposición a sustancias adictivas.

Este estudio nos recuerda que la exposición al juego es insuficiente  para explicar el desarrollo de la adicción al juego. Trastornos como la ludopatía requieren de una relación de características especiales entre el juego y el jugador”, sostuvo Shaffer.

“Esto no quiere decir que las personas que no sufren de un temperamento descontrolado no desarrollaran la adicción al juego o que todas las personas con estas características se convertirán en ludópatas. Pero si que existe una importante asociación”.

Con respecto a la validez de esta investigación

Un estudio realizado en California sugiere el mismo tipo de asociación, encontrando que los niños en edad preescolar con menos control de los impulsos y mayores niveles de distress emocional fueron más propensos a desarrollar problemas de adicción a las sustancias. Curiosamente en este estudio, los preescolares más sanos no fueron los que se abstuvieron de todos los tipos de drogas en su adultez, de hecho, los que se abstuvieron mostraron mayores niveles de ansiedad y pobres habilidades sociales. En cambio, los jóvenes que tuvieron la mejor conducta como preescolares, en su adolescencia consumieron marihuana moderadamente y no tuvieron dificultad para controlar su consumo.

Conclusiones

Los estudios de Nueva Zelanda y California han incrementado la evidencia científica de que la adicción no es el resultado del uso o experimentación de actividades como el juego o las drogas, sino más bien, la mayoría de las personas que se convirtieron en adictos o que desarrollaron problemas con el juego, tuvieron problemas preexistentes. Por lo menos la mitad de las personas con adicción  tienen  otro desorden mental, como depresión o trastornos de ansiedad y los datos sugieren que estas condiciones o el temperamento predispone a las personas para el desarrollo de la adición.

Esto quiere decir que para lograr una recuperación de las adicciones, el tratamiento  no se debe enfocar solamente en las conductas adictivas. “Los psicólogos clínicos deben tratar todo el espectro de conductas relacionadas con la adicción al juego. No es suficiente que se centren solo en las actividades de la adicción al juego. Los adictos al juego también necesitan atención” aseguro Shaffer.

El Dr. Slutske nos alerta que esto no significa que un niño descontrolado desarrollará problemas de adicción al juego o a las drogas.

Aunque es sorprendente que se pueda predecir si un niño desarrollara problemas de adicciones en su adultez con 90 minutos de observación a los 3 años,  es también importante comprender que ese niño de 3 años no está destinado a ser un ludópata o adicto. Estos niños tienen un riesgo. Esto significa que muchos niños descontrolados, o tal vez la mayoría, no desarrolle problemas de adicción al juego en su adultez”.

Sin embargo, otra implicación importante de este estudio es que el auto control es un factor fundamental en la prevención. Interesantemente muchos niños descontrolados superaron sus problemas de autocontrol a través del tiempo, y aprendieron a liberar esos impulsos tan bien como sus pares.

Yo creo que una importante observación es que el auto-control es menos estable en comparación a otros factores como la inteligencia”. La estabilidad del CI desde la niñez a la adultez es en promedio a 0.8, mientras que la estabilidad del auto-control es mucho más baja 0.3 aseguró el coautor del estudio Avshalom Caspi, profesor de neurociencias en la Universidad de Duke.

Este estudio nos recuerda que, en el transcurso de la vida, existen muchas posibilidades de cambio, lo que tal vez estas personas puedan aprovechar para mejorar.

 
 


publicado por enfarpeladasocumveu às 21:03
link do post | comentar | favorito
 O que é? |

mais sobre mim
pesquisar
 
Agosto 2017
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3
4
5

6
7
8
9
10
11
12

13
14
15
16
17
18
19

20
21
22
23
24
25
26

27
28
29
30
31


posts recentes

O cérebro controla quanto...

3 ilusões óticas que desv...

Could changes in thinking...

“Bullying” na infância te...

AS ARMAS BIOLÓGICAS CONTR...

Como o genoma de 14 esque...

SINAIS PRECOCES DE UM POS...

Qué es la matriz extracel...

Estimulación Magnética Tr...

Part 7/8: Poetry of Perce...

arquivos

Agosto 2017

Julho 2017

Julho 2016

Março 2016

Dezembro 2015

Março 2015

Janeiro 2015

Setembro 2014

Julho 2014

Junho 2013

Janeiro 2013

Junho 2012

Maio 2012

Janeiro 2012

Dezembro 2011

Outubro 2011

Novembro 2010

Agosto 2010

Julho 2010

Junho 2010

Março 2010

Fevereiro 2010

Janeiro 2010

Dezembro 2009

Novembro 2009

Outubro 2009

Agosto 2009

Julho 2009

Junho 2009

Maio 2009

Abril 2009

Fevereiro 2009

Janeiro 2009

Dezembro 2008

Novembro 2008

Setembro 2008

Agosto 2008

Julho 2008

Junho 2008

Abril 2008

Março 2008

Fevereiro 2008

Janeiro 2008

Outubro 2007

Setembro 2007

Julho 2007

Junho 2007

Maio 2007

Março 2007

Fevereiro 2007

Janeiro 2007

tags

todas as tags

favoritos

Entrevista a Alexandre Fr...

As feromonas da maçã

Reivindicar outra avaliaç...

A coragem para dizer: bas...

Dez Princípios para uma R...

Pode alguém ser quem não ...

links
Artist a Day
TEMPO
Lisbon Time
CURRENT MOON
CURRENT MOON
Fazer olhinhos
CITAÇÕES
blogs SAPO
subscrever feeds